Últimamente me he puesto a divagar sobre el propósito que tenemos en este basto universo. ¿Por qué existimos? ¿Alguien o algo es realmente dependiente de nuestra existencia? La respuesta a mismo a la que llegué fue que no. No tenemos propósito alguno. 

Si el día de hoy me llego a morir, el país seguiría exactamente igual, las personas seguirían trabajando, los camiones transportando gente, etc. Si el presidente de los Estados Unidos de América llegase a morir en este mismo instante tal vez haya alboroto por un tiempo, pero eventualmente se elegiría otro presidente y en algunos meses volvería todo a la normalidad.

Asesinato de John F. Kennedy (trigésimo quinto presidente de los Estados Unidos)

Lléndome a un caso más general, si la humanidad, es más, si toda la vida de este planeta dejara de existir de un día para otro nadie se daría cuenta. El planeta seguiría girando, el sol seguiría dando calor y luz. Nadie absolutamente nadie se percataría de nuestra existencia.

Nuestra vida es un abrir y cerrar de ojos.

Nadie tiene un propósito, pero eso es lo divertido de la vida, conforme la vamos viviendo vamos construyendonos uno, conforme vamos creciendo y con base a experiencias nos formajos un propósito. De pequeño, por ejemplo, puedes querer ser astronauta, luego después quieres ser bombero, te das cuenta que te gusta mucho la programación y quieres ser programador pero luego te puedes das cuenta que en lo que realmente eres bueno es siendo conferencista. Es así como le vamos dando sentido a nuestra vida.

Otra cosa que es muy interesante pero a la vez algo escalofríante acerca de la vida es que el humano es el único ser vivo en este planeta que está consciente de su propia existencia. Somos la única especie que está consciente de que algún día vamos a morir y el resto del mundo seguirá existiendo. Caso contrario de los animales, por ejemplo, un perro cuando muere para él se acabó todo, sin embargo, no es consciente de que todo lo demás sigue totalmente igual. Y a diferencia de los animales eso es lo que nos hace humanos.

La infancia acaba cuando sabes que vas a morir

Aunque puede parecer algo maravilloso estar conscientes de nuestra existencia, pienso que tal vez no lo es. Muchas personas le temen mucho a la muerte y me incluyo en ese grupo de personas. Más que miedo a la muerte creo que tengo miedo al proceso entre estar vivo y muerto, el dolor o desesperación que pueda conllevar eso.

Este artículo lo escribo con el solo objetivo de expresar mi punto de vista acerca de la muerte y el proósito que tenemos en este universo (ninguno). Pero cuéntame cuál es tu opinión, me interesa saber como es que piensa otra gente sobre este tema.